P
Plantas y Flores
F
Inicio
>
Rosa
>
Gallica

Gallica

Gallica

Desde los arbores de la antigüedad se planta la Rosa Gallica, uno de los pilares fundamentales de la cultura de la rosa en el jardín. Una sensación para la vista y el olfato.

Disfruta y cultiva esta fabulosa variedad.

Qué es la Rosa Gallica

Es el rosal arbustáceo de hoja caduca endémica de Centro Europa, sus tallos están cubiertos de espinas que puede alcanzar 1 metro de altura. Con un follaje compacto verde que protegen sus bellas flores.

Las inflorescencias, que pueden ser dobles o simples, son de color rosa intenso, la forman 5 grandes pétalos y encierran un aroma muy peculiar.

Escaramujos tóxicos

De las inflorescencias salen unos escaramujos rojo o morados peludos que no se pueden comer y provocan irritación en el tejido al que se exponen.

Aunque le favorece no necesita la luz del Sol para desarrollarse
Aunque le favorece no necesita la luz del Sol para desarrollarse

Origen

Sus orígenes se remontan miles de años atrás, fueron cultivadas por los Griegos y los Romanos. Su tradición se recuperó en el medievo y creando una estampa particular, los jardines de la Edad Media. Y cómo las modas son cíclicas fue la flor más plantada, de nuevo, en el siglo XIX.

Otros nombres

También es conocida como la rosa francesa o de boticario.

Cómo cultivar Rosa Gallica

Es una de esas flores que no costará mucho mantenerla bella y fuerte en nuestro jardín si seguimos estos pasos:

Dónde cultivar

Es una planta resistente a las heladas, siendo capaz de resistir hasta los -25ºC. Y la exposición puede ser total o parcial e incluso puede vivir largos periodos a la sombra. Lo que la convierte en una planta de exterior que puede vivir en interior.

Tierra

Su cultivo es fácil con un suelo bien drenado y su preferencia es el abonos orgánico como el humus.

En la mata crecen la rosa gallica, simples o dobles, de gran color y belleza
En la mata crecen las flores, simples o dobles, de gran color y belleza

Reproducción y Propagación

Se propaga por esquejes en otoño o injertos en verano

Cuidados

Los cuidados de esta planta son muy simples y anecdóticos, es una planta resistente a las plagas y al frío. Para que sobreviva solo tenemos que fertilizar y mantener la tierra húmeda:

Se recomienda la fertilización en invierno o a principios de primavera.

A pesar de lo que estamos acostumbrados no se recomienda la poda de flores una vez hayan florecido. Porque haciendo esto evitaremos la aparición de los frutos vistosos en invierno y nos quitaremos de una estampa marrón en otoño.

Se puede podar una vez haya pasado la caída en invierno.

Cuándo florece

Florecen a final de primavera o principio de verano, y se mantienen en flor durante 3 ó 4 meses. Su floración atrae insectos, mariposas y pájaros.

Durante el invierno la planta no pierde su esplendor ya que salen a relucir sus colores frutales del escaramujo.

Frascos de rosa de damasco
La esencia de esta rosa puede llegar a costar mucho dinero, el litro puede llegar a los 600.000€

Agua de Rosas Gallica

La destilación de los pétalos crea una concentración de aroma muy fuerte parecida a la Rosa de Damasco.

Pasos:

  1. Hervir 150gr de pétalos en agua
  2. Enfriar la infusión durante 5 minutso
  3. Filtrar con un paño
  4. Guardar en un sitio limpio y apto